Comentarios

Autorización excepcional para la contratación de trabajadores bajo el régimen CAS

Con fecha 31 de marzo de 2021 se publicó en el diario oficial “El Peruano”, el Decreto de Urgencia N° 034-2021, el cual tiene por objeto autorizar el pago de la “Prestación Económica de Protección Social de Emergencia ante la Pandemia del Coronavirus COVID-19” y del “Subsidio por Incapacidad Temporal para pacientes diagnosticados con COVID-19”.

Adicionalmente, este Decreto de Urgencia, en su Segunda Disposición Complementaria Final, autoriza a las entidades públicas (establecidas en el artículo 2 del Decreto Legislativo N° 1057) a contratar, de manera excepcional, trabajadores bajo el régimen especial de contratos administrativo de servicios (CAS) hasta el 17 de mayo de 2021; siendo la vigencia de dichos contratos y sus prórrogas hasta el 31 de diciembre de 2021, vencido dicho plazo, tales contratos concluyen de pleno derecho.

Esta medida, entendemos[1], se dicta con la finalidad de contrarrestar los efectos negativos generados por la Ley N° 31131, Ley que establece disposiciones para erradicar la discriminación en los regímenes laborales del sector público, publicada el 09 de marzo de 2021, la cual dispuso incorporar a los trabajadores contratados bajo el régimen CAS en los regímenes laborales del Decreto Legislativo 728, Ley de Productividad y Competitividad Laboral, y del Decreto Legislativo 276, Ley de Bases de la Carrera Administrativa y de Remuneraciones del Sector Público.

Es así que, si bien la referida Ley en su artículo 3 establece que dicha incorporación se realizará de manera progresiva en un periodo no mayor de cinco años, en su artículo 4, contrariamente a ello, dispone que “(…) A partir de la entrada en vigencia de la presente ley, ninguna entidad del Estado podrá contratar personal a través del régimen especial de contratación administrativa de servicios, con excepción de aquellas contrataciones que se encontraran vigentes y que sean necesarias de renovar a efectos de no cortar el vínculo laboral de los trabajadores con vínculo vigente, en tanto se ejecute lo dispuesto en el artículo 1 de la presente ley”, con lo cual las entidades públicas han tenido que cancelar o suspender de manera indefinida sus procesos de contratación de personal.

Ahora bien, más allá de los cuestionamientos constitucionales que se puedan formular a la Ley N° 31131, lo cierto es que está vigente e impacta negativamente en el funcionamiento de la Administración Pública; puesto que, le niega la posibilidad de proveerse de los recursos humanos necesarios para realizar las acciones tendientes a solucionar los problemas de la pandemia de la COVID-19 y la reactivación económica. Además de ello, perjudica a los ciudadanos que se encontraban en la búsqueda de un empleo para poder sostenerse en este contexto. De acuerdo con el informe técnico “situación del mercado laboral en Lima metropolitana” del Instituto Nacional de Estadística e Informática –INEI, en el trimestre diciembre del 2020 y enero y febrero del 2021, la población ocupada alcanzó los 4 millones 235 mil 200 personas, cifra que, comparada el trimestre del año anterior, disminuyó en 15,3% (762 mil 400 personas).

Asimismo, como se puede apreciar en el cuadro adjunto, la disminución de la población ocupada se ha producido en todos los sectores.

En ese sentido, si bien es entendible la necesidad de mejorar el régimen laboral público en nuestro país, ello no se puede realizar de manera irreflexiva y sin tener en cuenta el impacto de dichas medidas en el funcionamiento de la Administración Pública. Hoy en día, en este contexto de pandemia, se requiere de un Estado activo y eficiente que realice las gestiones necesarias para mitigar los efectos de la pandemia, evite su propagación y se pueda reactivar la economía; y para ello, necesita contar con personal suficiente e idóneo. Consecuentemente, Ley N° 31131, al prohibir la contratación de personal bajo el régimen CAS, pone freno y perturba el funcionamiento del Estado. Además de ello, con dicha prohibición, la Ley N° 31131, niega la posibilidad a las personas de poder acceder a un empleo, lo cual resulta negativo en un contexto en el que muchos han perdido sus empleos debido a la Pandemia de la COVID-19.

En ese sentido, como lo señalamos anteriormente, el DU 34-2021, busca solucionar de cierta forma esta situación, permitiendo que las entidades de la Administración pública puedan contratar, excepcionalmente, trabajadores bajo el régimen CAS.

Dicho esto, es pertinente resaltar algunas cuestiones del DU 034-2021. Así, para la realización de estas contrataciones excepcionales las entidades de la Administración Pública, deben determinar, previamente, las necesidades de contratación de servidores civiles bajo el régimen CAS para (…) Continuar brindando los servicios indispensables a la población, así como aquellos destinados a promover la reactivación económica del país y/o a mitigar los efectos adversos de la COVID-19[2]. Dichas necesidades deben estar justificadas en los informes que emita la Oficina de Recursos Humanos y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto de cada entidad.

En cuanto al concurso, el DU N° 034-2021 establece las siguientes etapas: preparatoria, convocatoria, selección y suscripción del contrato. En la etapa de selección no se considera el examen de conocimientos, lo cual entendemos que se debe a la premura con la que se debe realizar la contratación, no obstante, es importante tener en cuenta que, al margen de las preguntas técnicas que se puedan realizar sobre el servicio en la entrevista, la evaluación de conocimientos contribuye a elegir a las personas idóneas para el puesto a ocupar, siendo acorde con el principio de meritocracia. Además de ello, dicha evaluación es un mecanismo que coadyuva a la óptima realización de las entrevistas, puesto que se constituye en filtro adicional en el proceso de contratación que permite que solo pasen a la entrevista, las personas que se encuentran calificadas para el puesto. El efecto negativo que podría generar el hecho de no realizar el examen de conocimientos, es que las entrevistas tengan que prolongarse por demasiado tiempo, dificultando su óptima realización.

Finalmente, el DU 034-2021, establece que la Autoridad Nacional del Servicio Civil emite las normas complementarias que fueran necesarias para la implementación de la contratación excepcional de trabajadores bajo el régimen CAS.

 

Elaborado Por: Cesar Olivera Perez

Referencia bibliográfica

  • Instituto Nacional de Estadística e Informática –INEI. “Informe técnico: situación del mercado laboral en Lima metropolitana”           https://www.inei.gob.pe/media/MenuRecursivo/boletines/03-informe-tecnico-mercado-laboral-dic2020-ene-feb2021.pdf
  • Decreto de Urgencia N° 034-2021, decreto de urgencia que establece medidas para el otorgamiento de la “Prestación Económica de Protección Social de Emergencia ante la Pandemia del Coronavirus COVID-19” y del “Subsidio por incapacidad temporal para pacientes diagnosticados con COVID-19”
  • Ley N° 31131, Ley que establece disposiciones para erradicar la discriminación en los regímenes laborales del sector público

[1] Cabe precisar que, a la fecha de la realización de la presente opinión, no se pudo acceder a la exposición de motivos del DU 034-2021, siendo que la misma aún no ha sido publicada en el SPIJ ni en la página del Congreso de la República.

[2] Numeral 2 de la Segunda Disposición Complementaria Final del DU 034-2021.